Magdalena y Sardinero Belle Epoque

Paseos por Santander

Son dos de los lugares más apreciados por los santanderinos y visitantes.

En este recorrido tendrás la oportunidad de descubrir elegantes lugares llenos de historia.

El mejor sitio para comenzar este paseo es la Avenida de la Reina Victoria, construida para conectar la Primera Playa de El Sardinero con el centro de la ciudad. A lo largo de la Avenida se levantaron palacetes, casonas y hoteles de lujo para la nobleza. En ella, podrás disfrutar de una panorámica espectacular de la Bahía.

Reina Victoria

Al final de la misma, verás la Península de la Magdalena, este parque cuenta con una extensión de 24,5 hectáreas y ofrece multitud de actividades. Rodea la Playa de Bikini y la Playa Magdalena.

La Playa de Bikini debe su nombre a que, durante los años sesenta, las estudiantes extranjeras que acudían a los cursos de verano lucían esta prenda en la playa.

La Playa de la Magdalena, un arenal muy popular entre familias con niños pequeños.

En lo alto de la Península de la Magdalena, se haya el Palacio de La Magdalena, la antigua residencia de verano de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia. Actualmente acoge los cursos de verano de la UIMP, así como eventos durante todo el año.

Isla de mouro

Desde la fachada noreste de El Palacio de La Magdalena verás la Isla de Mouro cuyo faro fue construido en 1858 con el objetivo de avisar a los barcos, su entrada en la Bahía.

En el otro lado de la península, se sitúa la Playa del Camello, esta playa debe su nombre a la forma que tiene una de sus rocas, situada a la derecha del arenal. Aquí suelen celebrarse competiciones «informales» de palas, un deporte muy popular en Santander.

Continuamos nuestro recorrido hacia la Playa de la Concha, llamada así por la forma que tenía en otro tiempo, dispone de todos los servicios y, en días de bajamar, podrás caminar hasta la Primera playa. Antiguamente, junto al arenal, se encontraba la ermita de San Roque, construida en 1870; en su lugar verás unos jardines que reciben el mismo nombre.

Primera playa

Dejando atrás ambas playas llegamos a uno de los puntos de encuentro más famosos de Santander, la Plaza de Italia, a los pies del Gran Casino, en el que podrás sentarte en uno de sus bancos a disfrutar un delicioso cono o tarrina de los famosos artesanos heladeros santanderinos o en una de sus magníficas terrazas a disfrutar de la gastronomía de nuestra ciudad.

Frente a esta plaza encontramos el impresionante chalet “Los Pinares”, obra del arquitecto Valentín Lavín Casalis, es un buen ejemplo de arquitectura montañesa.

Justo en frente de esta plaza, está una de las playas favoritas de los santanderinos la Primera Playa de El Sardinero que es, sin duda, la playa más icónica de Santander, ya que a ella acudía la nobleza y la burguesía. La Segunda estaba reservada al pueblo llano. Hoy, todos son bienvenidos a disfrutar de la arena fina y dorada.

Casino

Frente la Primera playa, se encuentra el Gran Casino Sardinero, sus líneas clásicas lo convierten en un claro ejemplo de la Belle Époque. Construido en 1916, permaneció abierto hasta 1939, se reinauguró en 2001. Actualmente, cuenta también con una sala de exposiciones, cafetería y sala de fiestas.

Subiendo por la cuesta que hay en el lateral del casino, llegamos a los Jardines de San Roque, bastante peculiares por su pronunciada pendiente. Dispone de una zona de juegos infantiles, un área de descanso y una bolera tradicional. La gran cantidad de pinos convierte este espacio en un lugar ideal para disfrutar y respirar.

Cerca de allí descubrirás la Fuente de Cacho, tal es su importancia, que existe una canción popular con su nombre. Aún hoy suele cantarse en acontecimientos clave como el chupinazo de las fiestas de la ciudad o éxitos deportivos.

Piquío

Si volvemos a bajar hacia la playa y avanzamos en dirección a la playa, cruzaremos los famosos Jardines de Piquío, éstos separan ambas playas, la Primera y la Segunda, y es el lugar ideal para pasear y contemplar una de las mejores vistas de la ciudad desde su magnífico mirador.

La Segunda Playa de El Sardinero, también conocida como Playa de Castañeda, es un extenso arenal que ofrece todos los servicios y, por supuesto, una vista espectacular desde el paseo marítimo que la rodea.

Al final de este paseo nos encontramos el Mirador de García Lago desde el que tendremos el placer de disfrutar de unas maravillosas vistas al Cantábrico y una impresionante panorámica de El Sardinero.

Mesones

Cerca de allí, entre la Segunda playa y El Sardinero y los Campos de Sport, se encuentra el Parque de Mesones, uno de los más populares, sobre todo en verano. Cuenta con una gran explanada de césped y un estanque artificial, desde el que podemos ver los Campos de Sport de El Sardinero, es el estadio de fútbol de la ciudad en el cual juega el equipo Real Racing Club de Santander.

Justo en frente, verás el Palacio de Exposiciones, un edificio de estilo vanguardista acoge todo tipo de eventos culturales, convenciones, ferias y exposiciones en sus 6.400 m2.

Dejando atrás estos dos edificios, encontrarás un enorme edificio en forma de ballena, el Palacio de Deportes. En su interior se encuentra el Museo del Deporte, que hace un recorrido por la historia del deporte en Cantabria y expone los trofeos, equipaciones y objetos donados por los grandes deportistas de la región.