La mesa de contratación propone adjudicar las obras del Palacio de la Magdalena a Dragados por 2,5 millones

  • El proyecto afecta tanto a la antigua residencia estival de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, como al Paraninfo y la Casa de los Guardeses
  • La última reforma del edificio fue en 1995, hace ya casi 25 años, y era necesaria una intervención para actualizar las instalaciones

La mesa de contratación ha propuesto adjudicar a la empresa Dragados, por importe de 2.563.385 euros, las obras de acondicionamiento del Palacio de la Magdalena, un proyecto que afecta tanto a la antigua residencia estival de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, como al Paraninfo y la Casa de los Guardeses.

Con esta intervención se actualizarán unas instalaciones que se reformaron por última vez en 1995, hace ya casi 25 años, por lo que se hacía necesaria una actuación para su adaptación a las necesidades actuales y para garantizar también una adecuada conservación de un edificio histórico como el Palacio.

El proyecto afecta tanto al interior del Palacio, como a la urbanización exterior, al Paraninfo y a la Casa de los Guardeses.

En el edificio principal está prevista la sustitución de la carpintería exterior de madera (puertas y ventanas) por otra de aluminio anodizado. Además, se impermeabilizará el edificio, actuando sobre una superficie total de 6.249 metros cuadrados de fachada, y se renovará tanto la red tuberías de agua como el sistema de control de alumbrado, climatización y detección de incendios.

Asimismo, se unirán las salas Riancho y Bringas mediante un tabique móvil, se cambiarán los suelos del Salón de Baile, el de Familia y el Despacho de Alfonso XIII, y se dotará la cocina de nuevo equipamiento.

Mientras tanto, en el exterior se renovará todo el pavimento que rodea el Palacio (1.930 m2) y se cambiará tanto el sistema de protección para la lluvia en el porche de entrada como las farolas del perímetro exterior.

También se renovará el sistema de conferencias, no sólo en el Palacio, sino también en el Paraninfo y las Caballerizas, un conjunto que, además de ser uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, es sede de congresos y encuentros de todo tipo y sede de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

En el caso del Paraninfo, el proyecto contempla la sustitución de las butacas y la moqueta actual, la reforma de las cabinas de traducción simultánea, la adecuación de un aseo para personas con discapacidad y la instalación de un sistema de iluminación profesional.

Por último, la Casa de los Guardeses se acondicionará para acoger varios usos: oficina de información turística y tienda del Palacio, oficina municipal de congresos, y oficinas del propio Palacio que actualmente se ubican en el edificio principal y en los meses de verano deben desocuparse por la actividad de la UIMP.

La actuación que se propone consiste en hacer el espacio de planta baja lo más diáfano posible para su uso como oficina de información turística y tienda, reservando la parte posterior del local para aseos y almacén.

Y en la planta alta se propone suprimir la tabiquería actual de reparto dejando que la cubierta y los muros de carga sean los que configuren los espacios, excepto el necesario para los aseos.

Palacio de la Magdalena

Construido entre los años 1908 y 1912, siguiendo los planos de Gonzalo Bringas y Javier González de Riancho, el Palacio de la Magdalena es uno de los símbolos más representativos de la ciudad y uno de los mayores activos turísticos de Santander y Cantabria.

Fue un regalo de la ciudad a los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, que veranearon en él entre 1913 y 1930.

Después, el Palacio fue testigo del nacimiento de la Universidad Internacional de Verano y posteriormente se utilizó también como hospital y como residencia temporal para los damnificados por el incendio de 1941.

En 1977 el Ayuntamiento de Santander compró el Palacio para abrirlo a los ciudadanos y actualmente es sede de congresos y reuniones y de la UIMP. En 1982 fue declarado Monumento Histórico Artístico de Carácter Nacional.

El edificio cuenta con una interesante zona museística que puede visitarse y que ofrece una idea de lo que fueron los veraneos reales en la ciudad.